Sugerencias
COLUMNAS PERIODÍSTICAS

SHIRLEY YANCAPALLO SE GANÓ LINDA CARRERA CON ACANTILADO


SHIRLEY YANCAPALLO SE GANÓ LINDA CARRERA CON ACANTILADO

Shirley Yancapallo acompañada de Jota Jota Esquerre - Foto: Liliana Ipenza

¡Qué bien está corriendo Shirley Yancapallo! Cada vez se le ve más cuajada. Más confiada. Y a pasos agigantados se acerca al "doctorado". Le faltan apenas 6 victorias para alcanzar el título profesional, aspiración que persiguen todos los aprendices.


Hoy la vimos ganarse una gran carrera con Acantilado, el pupilo del Quaker State, repitiendo su victoria anterior. Lo corrió al milímetro, sin desentonar. Tomó la punta desde la partida perseguida por Brown Sugar y cuando desengaña al defensor del stud Ecos del Sol, le cae Prado del Sol que trae fuerza e inclusive da la impresión que ganaba, pero Shirley Yancapallo, pegadita a los palos, hace reaccionar a su cabalgadura para reclamar el triunfo, pegando con fuerza y remando, sin desacomodarse y terminar la prueba como una tablita. Lució enérgicos finales para poder vencer al conducido por Juan José Enríquez. Supo muy bien graduar las energías de su caballo para imponerse en una prueba sobre los 1900 metros.


No haya duda que cada vez está mejor y no se amilana corriendo de igual a igual con los grandes jinetes que actúan actualmente en Monterrico. Ha pulido su estilo y los resultados están a la vista. 
Conversamos unos minutos con ella, tras su gran actuación, y nos indica que es producto de las enseñanzas de los colegas que siempre le dan recomendaciones. “En cada carrera pongo el mayor esfuerzo. Trato de superarme día a día para responder a la confianza de los propietarios y los preparadores, como también al público apostador que me alienta con sus aplausos”, nos dice.
Hoy tenía tres compromisos. Entró segunda con Rapha en la inicial tras el gran favorito More Than That y en la otra no alcanzo figuración.


Salió a correr a comienzos del 2016 en la misma promoción de Rocío Gavidia, Víctor Salazar y César Bocanegra, entre otros, después de haber estado corriendo en Arequipa – su pueblo natal - donde alcanzó a ganar 18 carreras, siendo su primer triunfo con el caballo Preston. Inicialmente estuvo estudiando Veterinaria pero más pudo su amor por los caballos y su afición heredada de su padre. 
Conserva una gran amistad con Rocío Gavidia y admira como jinete a Edwin Talaverano a quien describe como un gran profesional, difícil de ganarle especialmente en finales.
Hoy en día está recibiendo mayor apoyo de los entrenadores, especialmente de Andrés Arredondo, Arturo Vargas, Luis Químper, César Moncada, Eduardo Pianezzi y David Prieto, a quienes agradece sinceramente. 
Shirley es una persona muy trabajadora y galopa cuantos caballos le den cada día. 
Nos alegramos de sus triunfos y muy pronto la veremos ya como profesional. No pude resistirme a tomarme una foto con ella con el lente “mágico” de Liliana Ipenza.

Noticias Relacionadas