Sugerencias
COLUMNAS PERIODÍSTICAS

LA GRAN FIESTA VIVIDA EN HIPÓDROMO SALEM DIBO


LA GRAN FIESTA VIVIDA EN HIPÓDROMO SALEM DIBO

Black Master en el herraje de vencedores luego de su triunfo en el Clásico Nature's Garden

La gran fiesta en el hipódromo  Miguel Salem Dibo, Ecuador, de este domingo fue programada en honor del jinete brasileño Jorge Ricardo pero los látigos peruanos Víctor “Conejo” Diaz, Brandon Tapara y Gustavo Luque se “robaron el show” quitándole protagonismo al astro carioca, aunque los aficionados ecuatorianos tuvieron una extraordinaria jornada y aplaudieron a rabiar sus actuaciones.

Diaz corrió como nunca y alcanzó un formidable cuádruple de victorias. Incluso en dos de ellas protagonizó emocionantes llegadas con Jorge Ricardo. Brandon Tapara también estuvo en una excelente tarde imponiéndose en dos pruebas y por su parte, Gustavo Luque, se lució triunfando en otra prueba. Es decir, los látigos peruanos alcanzaron a ganar en siete  de las diez competencias que formaron parte del maravilloso espectáculo que se vivió en la tarde del domingo en el centro hípico ecuatoriano.

Los triunfos de Víctor Díaz fueron en las sillas de  Lorenzetti, Kindon Road, Ragazza y con Black Master en la prueba central que fue el clásico Nature´s Garden sobre los 1700 metros donde protagonizó un reñido final con Rindygo conducido por Jorge Ricardo. El Miguel Salem Dibo se vino abajo con la calidad mostrada por ambos látigos. Víctor Díaz, excepto por la carrera de Ragazza, donde no corrió Ricardo, en las demás lo doblegó.


Brando Tapara también estuvo formidable venciendo con Toddler en la segunda y con Il Magnifico en la sétima carrera ambos defensores de  la casaquilla del stud Rally de René Lebed, que lo trajo contratado en exclusiva y debutó esta semana. Y Gustavo Luque también ganó con Arcadio en la cuarta del carnet.

El astro brasileño llegó a Ecuador invitado especialmente por la Nature’s Garden del hípico Carlos Valarezo,  una empresa que está jugando un papel de gran importancia para el engrandecimiento de la hípica ecuatoriana, según nos indica el colega y amigo Xavier Muñoz. Esta misma empresa respaldó los dos campeonatos de jockettas cumplidas en el mismo escenario y ha auspiciado otros eventos de nivel.

La programación se inició a la un de la tarde con ingreso gratuito para el público en las zonas de tribuna y general. Jorge Ricardo, el jinete más ganador de carreras en el mundo,  tuvo cuatro montas asignadas. Llevó a Moody Blues, del stud David y Daniel, en la tercera prueba sobre 1.100 metros. Luego corrió a Atenea, del stud Chipipe, en la misma distancia en la quinta de la tarde. En la sétima condujo a Giboole, de la cuadra Tres Patines, en 1.200 metros. Y cerró su presentación con Rindygo, del Curicó, en el clásico en 1.700 metros, el evento central  de la reunión. A pesar de la calidad demostrada, en ninguna de ellas pudo saborear la victoria.

Ricardo, el número uno del planeta en cuanto a carreras ganadas y por ende poseedor del récord mundial con 12.880 triunfos. Es considerado una leyenda de la hípica sudamericana. En su país quebró, en 1993, la marca de victorias al sumar 477. En Argentina, en 2008, se convirtió en el jockey más ganador de la historia albiceleste al conseguir 467 en campañas exitosas en los escenarios de Palermo, San Isidro y La Plata, además de varios premios.

De modo que Jorge Ricardo fue un invitado de lujo para la afición ecuatoriana. La presencia aquí de un jinete del nivel de Jorge Ricardo es algo que no sucedía desde el 24 de julio de 1966, cuando el uruguayo Irineo Leguisamo corió en el viejo hipódromo Santa Cecilia, nos recordaba Xavier Muñoz.

Oscar Rodríguez, administrador de la página mundodelturf.com que cada vez gana más lectoría, entrevistó a Víctor Díaz tras su brillante actuación. “Estoy muy feliz por lo cumplido. Las cosas me salieron bien y agradezco a los propietarios que confiaron en mí”, dijo el látigo peruano.

Recordó también su campaña que tuvo corriendo en el hipódromo de Monterrico donde llegó a ganar carreras clásicas de importancia y recalcó el anhelo que tiene de volver a actuar en el Coloso de Surco. “Eso es lo que más anhelo. De algún día volver a mi casa de Monterrico”, dijo.

Como se recuerda, a Díaz se le canceló la patente por un falta grave que cometió en el desarrollo del clásico Ricardo Ortiz de Zevallos del 2012. Reconoce que cometió un gravísimo error y se arrepiente de ello. Pensó que nunca más iba a correr.

“Errar es humano. Créame que el castigo me hizo valorar y apreciar mi profesión. Fue muy doloroso para mí. Pensé que jamás iba a volver a montar. Afortunadamente, el Consejo Directivo encabezado por Jorge Luis Mujica me levantó el castigo después de más de dos años y medio con la condición de que no corra en Monterrico. El indulto llegó gracias a las buenas gestiones que hicieron Raúl Balarezo, mi gran amigo y propietario del stud “El Primo” y el abogado Andrés Madero. Ellos fueron los que me volvieron a la vida” le dijo a Oscar Rodríguez.

Más adelante, Diaz se refiere a la ayuda que recibió para llegar a correr en el Ecuador. “Sufrí mucho fuera de las pistas. A Dios gracias, recibí el apoyo de la familia Jairala de Ecuador. Ellos me brindaron todo su apoyo y aquí me tienen corriendo, respondiendo con mis triunfos la confianza que me han dado”.

Pero Oscar – añade – para serte franco, deseo con toda mi alma volver a mi casa de Monterrico. “Es mi mayor sueño y espero que algún día se cumpla”, dice como despedida el gran “Conejo” Víctor Díaz.

 

Peruanos en Ecuador

 La muchachada Peruana junto a Jorge Valdizan periodista de la afamada cadena de televisión ESPN. De izquierda a derecha: Victor Díaz, Brandon Tapara, Fernando Valdizan, José Monteza, Luis Hurtado, Jose Reyes y Gustavo Luque.


Juan José Esquerre Pasco

Noticias Relacionadas