Sugerencias
COLUMNAS PERIODÍSTICAS

ENTREVISTA DESDE JAPÓN A CARLOS HERNÁNDEZ EL ORGULLOSO PADRE


ENTREVISTA DESDE JAPÓN A CARLOS HERNÁNDEZ EL ORGULLOSO PADRE

Carlos Hernández en el centro de entrenamiento del Yoshizawa Stable. Aquí lo vemos estando ya laborando con los ejemplares del Godolphin


Por la noche cuando estaba por terminar la nota que escribí para mi columna sobre el debut de la nueva promoción de aprendices egresada de la Escuela de Jockey "Jorge Bernardini Yori", observé que estaba conectado en su Facebook Carlos Hernández y aproveché para hablar con él. Lo primero que hizo fue agradecerme por los artículos que he sacado y los buenos conceptos que tengo sobre su hija. Igualmente agradeció a la Escuela y a sus profesores. Se le notaba lo orgulloso que estaba con su hija.
Nos contó que todos los días habla con Stephanie. La aconseja. Le pregunta sobre lo que le dicen los preparadores para darle también recomendaciones. También cuántos caballos ha montado en las mañanas y le aconseja saludar hasta al perro, pues hay que ser educada en todo momento y hacerse respetar. Estar dispuesta a trabajar cualquier día y sin poner reparos. En fin, siempre habla con su hija.

¿Viste la carrera Carlos?
Claro estuve despierto desde las 4 de la mañana para no perdérmela.
(Habría que señalar que Japón tiene una diferencia horaria de 14 horas en relación con el Perú. En consecuencia, si la prueba del debut de la nueva promoción de aprendices se corrió en Monterrico el sábado 14 alrededor de las 3.45 de la tarde, Carlos Hernández la pudo ver a partir de las 5.45 de la madrugada del domingo 15 allá en el Japón).

¿Qué sentiste con el triunfo?
Estaba nervioso me comía las uñas como cuando corría un clásico importante. Pero cuando cruzó la meta me desinflé. Respiré tranquilo.

¿Con quién viste la carrera?

Allá donde trabajo somos tres latinos. Aparte de mi persona hay un venezolano y un colombiano. Nos juntamos y vimos la carrera en el hobby que disponemos. Como era muy temprano no pudimos gritar para evitar despertar a los demás compañeros. 
¿Qué comentarios te hicieron tus compañeros?

Me felicitaron me abrazaron y todos estuvimos felices. Tiene una hija con mucho futuro, me dijeron.

En efecto, Stephanie tiene futuro, aunque para Carlos falta todavía pulirla más, pero conforme vaya montando lo va a conseguir.
Dice el refrán “de tal palo tal astilla”. Y es cierto. Stephanie viene demostrando calidad a pesar del poco tiempo, heredando las virtudes de su padre que fue un jinete de primera línea en Monterrico, ganador de todas las pruebas clásicas de Grupo Uno desde que salió a correr en diciembre del año 92. Entre sus más importantes conquistas le recordamos sus triunfos en el Marcial con St. Bernardette, el Derby del 2006 con La Sami, dos clásicos Santorin con Mufasa y Labayo, un Gran Premio Augusto B. Leguía con Monte Cristal, un Ernesto Ayulo Pardo con Fantasía, un Jockey Club del Perú con Tracatrantracatran, un OSAF con St. Cloud, además de ser el jinete de la valiente Chatarreira de gran campaña en las pistas. Fue un gran conocedor de la pista de grama incluso le llegaron a decir "el rey de la grama".

¿Carlos como así te animaste a irte para Japón?

Gracias al amigo Rómulo Chuzón quien fue el que me recomendó a un agente que me entrevistó y acepté. Ya llevo tres años en este medio. Inicialmente estuve trabajando como galopador en el Joshizawa Stable donde me abrieron las puertas. Pero luego pasé a laborar en el grupo de Godolphin donde el trabajo es más exígente. Para trabajar en Godolphin tienes que dar un examen previamente. Acá solo galopo ya que no puedo correr a menos que tenga un contrato.

¿Hablas algo en japonés?

Entiendo algunas palabras, especialmente relacionadas con el tema de los caballos, pero con el preparador hablo en inglés y nos entendemos bien.

¿Estuviste un tempo corriendo en Estados Unidos?

Es cierto. En este medio llegué a ganar algunas carreras y mi primer clásico triunfal fue con los colores del stud Rancho Fátima que me abrió las puertas en Calder y Gulfstream Park. Recuerdo que una vez le gané en finales a Jerry Bayle con Stokowski en el cierre de Calder.
Con La Sami me gané mi primer Derby en el Perú. Don Jaime Rizo Patrón me contrató para correrla y tuve la suerte de llevarla a la victoria. Fue una gran carrera. Posteriormente regreso a correr a Monterrico contratado por el señor Samir Abudayeh propietario del stud El Herraje pero tuve un accidente que me sacó de las pistas en el 2012.

Carlos Hernández lleva tres años trabajando en el Japón. Sostiene que le va bastante bien. Y, más aun viendo el promisor futuro que tiene su hija Stephanie.

Cuando me di cuenta de la hora, era más de las 2 de madrugada, así que me despedí para irme a la cama. Hoy, paso la nota sobre la cordial entrevista.

Juan José Esquerre Pasco

Noticias Relacionadas