Sugerencias
COLUMNAS PERIODÍSTICAS

FOTOS QUE ME TRAJERON GRANDES RECUERDOS SOBRE MIS TRIUNFOS


FOTOS QUE ME TRAJERON GRANDES RECUERDOS SOBRE MIS TRIUNFOS

Mi hija Jésica, quien es arquitecta y actualmente desempeña un alto cargo en el Banco de Crédito del Perú, se acaba de comprar un pequeño pero hermoso departamento ubicado en La Calera del distrito de Surquillo. Hace unos días se mudó allí con su hija Fernandita, la cual les he contado que estudia Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima. Su partida me dejó triste, pero al mismo tiempo muy feliz por el progreso de mi hija.
En la mudanza encontró unas antiguas fotos que guardaba y que correspondía a algunos triunfos que alcancé con mis caballos defendiendo los colores del stud Ali Khan como también otros de los ejemplares de mi gran amigo Federico Roggero Barreda. Sabía que existían esas vistas pero no las encontraba por más que las buscaba por todos lados.
Mis hijas siempre renegaban por el desorden que tenía con mis cosas. Encontraban libros, papeles, documentos y fotos por todos lados y, a su manera, procuraban ordenar mi desorden, cosa que para mí era un problema ya que dentro de mi desorden yo sabía dónde estaban mis cosas. Es decir era un ordenado dentro de mi desorden. 
Pues bien, como les digo, en la mudanza, encontrando las fotos me las entregó. Y no saben la emoción que sentí al recibirlas y recordar los momentos más felices que he tenido como propietarios, cuando a raíz de una victoria me he podido tomar las fotos con mis caballos en el herraje de vencedores del Hipódromo de Monterrico. Me he tomado con defensores de mi stud Ali Khan y también con los de Recta Final. Aparezco con mi esposa, mis hijos, hermanos, parientes y amigos. 
Estoy en carreras ganadas por el buen Syntron con el que obtuve un doble bono tras su conquista número diez. Su jinete fue Marlo Solano quien lo conocía a la perfección. Y su preparador el buen amigo Simón Arredondo. A este caballo lo compré muy barato por recomendación de Ricardo, el hermano de Simón Arredondo y padre del destacado jinete Christian Arredondo. Y me salió bastante bueno, especialmente corriendo en la grama. 
También está la foto de Wencho que me ganó con Marco Ccamaque. Otro buen caballo que tuve fue Lord Nacho, un handicapero valiente y atropellador, que supo alcanzar victorias con el “pequeño gigante” John Jacinto, con David Benavides y con José “Kike” Sierra. Su entrenador fue el siempre recordado y querido Arturo “Chani” Castillo. 
Figuran igualmente fotos de Naninka y La Chola Chabuca, ejemplares de Federico Roggero y su Recta Final. Naninka supo ganar con Víctor Fernández y John Jacinto, bajo la preparación de Roberto Salas y Nilton Valdivia. La Chola Chabuca lo hizo con José Sierra y David Cora estando su entrenamiento a cargo de Simón Arredondo. También de Jordana y Apremio, uno de mis últimos caballos con el que me ganó 13 carreras. También recuerdo haber ganado con los jinetes Enrique Carhuanco y con Rafael Huayas.
¡Qué tiempos aquellos! Mi esposa y mis hijos me acompañan al hipódromo y gozaban de lo lindo. Era la época en que podía mantener caballos y hasta participar en los remates de productos de dos años, adquiriendo piezas en algunas oportunidades. 
No me puedo quejar por lo conseguido como propietario tanto en el tiempo en que estuve como socio de Federico Roggero y, a su sensible fallecimiento, cuando quedé como titular del stud Ali Khan. Como cualquier otro propietario he tenido ejemplares muy buenos, buenos, regulares, malos y muy malos. Con Roggero nos ganamos no solo el Derby con Rascal sino también otros de importancia. Un clásico Fuerza Aérea del Perú lo obtuvimos con Insólito. Ya cuando estuve solo en el Ali Khan también pude obtener el clásico Poder Judicial con Syntron, recibiendo un hermoso trofeo que guardo con mucho cariño. Como ejemplares buenos tuve a Lord Nacho, La Gemela, Wencho, Apremio y Best. De los regulares mencionaré a Temática, Jordana, Ame Ame, Ren Ren, entre otros. Y como malísimos a Jota Jota y Mascafierro pues las veces que corrieron – en realidad fueron muy pocas- quedaron fuera de poste y lo que es peor en carreras sobre el kilómetro. 
También me tocaron potrillos a los que nunca pude ver correr en las pistas por ser muy mañosos. Uno de ellos fue Chambelán al que no lo aprobaron al dar el examen en el partidor por que se daba la revuelta. Y con la que más sufrí fue con Andrea Fernanda, una potranquita a la que bauticé con el nombre de mis dos primeras nietas y que pintaba muy bien en los entrenamientos, pero tampoco pudo correr por los problemas que daba para ingresar al partidor. 
Hasta hace unos 3 años pude contar con caballos de carrera. Hoy me es muy difícil por cuanto no está al alcance de mis bolsillos. El último ejemplar que tuve corrió una carrera de eliminación para limpiar mi stud. Mi cuenta está totalmente saneada y no pierdo las esperanzas de volver a lucir mis colores en las pistas en cualquier momento.


juan jose esquerre pasco


juan jose esquerre pasco


juan jose esquerre pasco


Juan José Esquerre Pasco

Noticias Relacionadas