Sugerencias
COLUMNAS PERIODÍSTICAS

EN 1942 HUBO UN PROYECTO PARA CONTRUIR UN HIPÓDROMO EN ANCÓN


EN 1942 HUBO UN PROYECTO PARA  CONTRUIR UN HIPÓDROMO EN ANCÓN

Antigua foto del Balneario de Ancón donde en 1942 hubo un proyecto para construir un hipódromo para la temporada de verano.


Revisando el otro día una de las ediciones de la antigua Revista Turf Peruano, edición N° 27 del 14 de Noviembre de 1942 que por entonces dirigía el recordado Jorge Young Bazo, encontré una nota que me sorprendió sobremanera, como estoy seguro que también será toda una novedad para los gentiles lectores.
¿Sabían mis amigos que por esos años se hablaba de un proyecto para construir un hipódromo en la zona de Ancón?.
Así como lo leen. Ahí está la nota en aquella edición de Turf Peruano como parte de una entrevista que se le hace al señor Abelardo Noriega del Valle, entusiasta hípico co-propietario del prestigioso stud Leonard y por entonces Alcalde de Ancón.


La idea nació de una conversación con el señor Benavides Canseco. “Soy un convencido de que no habría grandes dificultados que vencer para llevarlo a la práctica y, antes bien, su realización vendría a llenar una necesidad de nuestra hípica, necesidad que pronto se hará aguda. Me refiero al creciente número de nuestra caballada. No ignora usted la circunstancia de que la caballada que actúa en San Felipe se está incrementando cada día más. Al buen número de caballos existente se une la producción nacional de más de 60 elementos, y las importaciones de productos pasan de 30, con lo que tendría un incremento de un 33 por ciento. En esas condiciones resulta estrecho el marco de las 9 carreras dominicales, ya que es imposible de dar mayor número y por consiguiente es lógico suponer que parte de esa caballada va a quedar sin programa” dice el entrevistado.
Luego añade: “Llegaremos al caso en que sea necesario abrir una válvula de escape, sea aumentando el número de carreras, que tendrían que realizarse en la mañana, o realizar temporadas veraniegas. De estas soluciones, no cabe duda que la última es la más factible; pero como las necesidades de conservación de la pista de césped exige un descanso en la temporada, va a ser necesario tener otro escenario para la continuación de la temporada en el verano, ya sea en Ancón o en algún otro lugar”.
Se refiere en otro momento a las ventajas que ofrece el hermoso balneario norteño. En primer lugar, hay terreno en abundancia, bien sea el escogido con gran pupila por el señor Benavides, u otro semejante, sin que sea difícil obtener la ayuda del Consejo en un asunto tan importante para el porvenir de Ancón. La facilidad del transporte por ferrocarril, pues la empresa no vacilaría en poner, si fuera necesario, trenes o vagones en mayor número ya que se trata de su negocio. 


Ancón tiene una población flotante no menor de diez mil almas. Las playas se llenan de público sin ningún otro atractivo que las mismas y no sería difícil que esa cifra se duplicara, contándose con la atracción que representa un deporte tan sugestivo como las carreras.
Es por estas razones que el señor Noriega considera que Ancón es el sitio ideal para una temporada hípica veraniega. 
El proyecto era comenzar con un hipódromo modesto, para caballos modestos. Los elementos de primera fila no irían a una pista de arena, que no puede compararse a la césped. Finalmente añade que el Jockey Club de Lima está llamado a llevar a cabo la obra y finaliza diciendo: “En fin todo dependería del favor del público”.
Lo cierto es que el proyecto no prosperó y años más tarde, cuando nace el Jockey Club del Perú – institución que está en vísperas de celebrar sus 70 años de fundación – se construyó el nuevo y moderno hipódromo de Monterrico.


Juan José Esquerre Pasco

Noticias Relacionadas