Sugerencias
COLUMNAS PERIODÍSTICAS

JOHN MONTES Y UN PEDIDO ESPECIAL SOBRE SU PADRE


JOHN MONTES Y UN PEDIDO ESPECIAL SOBRE SU PADRE

Hace unas semanas recibí el siguiente mensaje: “Hola señor yo me llamo John Montes y leí un reporte de los jockey del Perú en los 60 y mi papá era Juvenal Montes pero yo nunca lo conocí. Me vine a vivir a los Estados Unidos a los 5 años y quisiera saber si usted se acuerda algo de él que me pueda contar como si era bien conocido como mi mamá me contó un poco de su historia. Gracias por todo. Ojalá, si tiene alguna foto, me la pueda pasar para enseñarla a mi mamá. Lo último que yo sé de él es que estaba en Japón”.
Por supuesto que me comprometí a satisfacer su pedido. Hoy con mucho gusto lo hago en mi columna. 
En primer lugar, le hago saber al amigo John que su madre no le ha mentido. Juvenal Montes fue un jinete muy querido por la afición peruana que lo vio correr en la década del sesenta. Lo recuerdo perfectamente por que fue el tiempo que comenzaba a hacer mis pininos como periodista cuando el gran Federico Roggero Barreda, Jefe de Página Hípica del diario “El Comercio”, como para ganarme unas propinas con la movilidad me pagaban en el periódico, me pidió concurrir a Monterrico para conseguirle algunas informaciones que le sirvieran para publicarlas. Entonces, a partir del año 63 comencé a visitar el hipódromo y conocer a varios chiquillos, como el caso de Jacinto Gómez - prematuramente fallecido cuando estaba en pleno ascenso de su carrera – Arturo Morales, Atonio abuerto, Oscar Oscar, Jun Walter Castellanos y muchos otros. Ya por esa época Juvenal Montes estaba metido en el grupo de los grandes látigos que actuaban aquí.
Por entonces había nombres de primera en la hípica peruana actuando en el Coloso de Surco. Pablo Alquinta era el “rey”, pero también estaban Jaime Garrido, Ricardo Cárdenas, Oscar Gómez, Sergio Vera, Adolfo González, Antonio Aburto, Arturo Morales, Juan Walter Castellanos, Pedro Morales, Osaías Fernández, Adolfo Sánchez, Rolando Centeno en tanto que Antón Vásquez, Luis Alberto Díaz, Jorge Guajardo, José Atala y Carlos Farmer no perdían vigencia y eran muy difícil de ganar. Y entre ellos estaban el nombre de Juvenal Montes.
Lo recuerdo como una persona muy jovial y dueño de un estilo especial. Bromista y hasta cierto punto palomilla. Azambado y con el cabello ensortijado. Solía vestirse de manera elegante. Y gozaba del aprecio de propietarios, preparadores y especialmente del público apostador que lo quería mucho porque sabía defender hasta lo último el triunfo con los caballos que corría en todas las carreras en que participaba.
No tengo los datos exactos de cuándo comenzó a correr. Pero si puedo asegurar que fue en los primeros años de la década del sesenta. En la temporada de 1963 ya figuraba entre los doce mejores jinetes de Monterrico con 27 carreras ganadas. Su mejor campaña la tuvo en el 65 cuando quedó quinto en la estadística con 50 victorias ubicándose detrás de Pablo Alquinta, José Valdivia, Jaime Garrido y Antonio Aburto. También fueron buenas sus campañas del 64 (sexto) y 66 (décimo). Sin embargo, me parece que su últimas actuaciones aquí las cumplió hasta el 68. A partir de ahí se le perdió la pista. Creo que se fue a correr a los Estados Unidos.
Recuerdo que una de sus mejores actuaciones las cumplió en la silla de Darico, aquel veloz castaño hijo de Dandome y Aplle Cart, nacido en el prestigioso haras Jesús del Valle, que corrió primero con los colores del stud Arequipa y luego por el New York. 
Darico fue un lindo castaño que corrió 27 carreras y ganó 23 de ellas con 17 premios y clásicos de importancia sobre todo en pruebas de velocidad. Se mantuvo invicto en sus diez primeras presentaciones. Fue un caballo noble y manso que incluso llegó bien a la media distancia. Fueron extraordinarios sus encuentros con Blody Mary, Grass Court, Dardanus y Aristeo, grandes velocistas de la época.
Bueno con esto creo haber satisfecho al amigo John Montes que gentilmente me escribió pidiéndome referencias de su padre. Y de paso, publico una foto de Juvenal Montes cuando llevó a Darico en uno de sus brillantes triunfos.

Juan José Esquerre Pasco

Noticias Relacionadas