Sugerencias
COLUMNAS PERIODÍSTICAS

CLÁSICOS DE MUCHA CALIDAD SE CORRIERON HOY EN MONTERRICO


CLÁSICOS DE MUCHA CALIDAD SE CORRIERON HOY EN MONTERRICO

Barbon se impuso de manera fácil en el Clásico Comercio Foto: Julio Villanueva(Web JCP)

Lamentablemente por asuntos familiares no pude asistir esta tarde al hipódromo de Monterrico y me perdí dos extraordinarios clásicos. En el primero, el clásico “La Copa”, Barbón en su carrera de reaparición tras su tercer puesto en el Latino corrido en Maroñas, demostró claramente ser el mejor de la actual caballada y acabó con sus rivales en forma cómoda venciendo a Romeo que entró segundo a más de 9 cuerpos, en tanto que El Entrerriano – que también reaparecía - ocupó la tercera ubicación en la tradicional competencia corrida sobre los 2200 metros en la arena. 
La otra prueba de importancia fue el clásico Diario El Comercio, corrido sobre los 1300 metros en la grama, que tuvo un final emotivo donde Jairzinho, crédito del stud Polo Norte controló por apenas media cabeza a Asfaloth que al final volaba, quedando tercero el puntero Leocadio.
Como he mencionado no estuve presente en Monterrico por motivos familiares, pero vi las dos pruebas en la repetición por el canal del Jockey Club. Concurrí con mis hermanos y hermanas al cementerio Campo Fe de Huachipa para orar por mis padres Felipe Esquerre y Julia Pasco y mis dos hermanas Nelly Juana y Emilia Consuelo, sepultadas en este camposanto, colocando en sus tumbas ramos de flores. Igualmente oramos por mi nietecito, Fabricio Esquerre Ríos, angelito que el Señor se llevó a su lado cuando apenas había cumplido dos meses y medio de nacido. Hoy tendría 17 años de edad.
Aprovechamos también la visita para rezar por mi querida suegra Bertha Araujo y por mi gran amigo Federico Roggero Barreda, todos sepultados en el parque San Patricio de Campo Fe.
Habíamos acordado con mi familia concurrir hoy a Campo Fe, compromiso que de ninguna manera podía dejar de cumplir por más que se corrieran en Monterrico esas importantes pruebas.
Por lo que vi, Monterrico tuvo una jornada de alta competencia hípica con finales vibrantes y de mucho espectáculo.
Pero si me ha llamado la atención que las autoridades del Jockey Club del Perú no hayan rendido el merecido homenaje a don Hugo Salem Abugattas, un caballero a carta cabal, hípico de toda la vida, recientemente fallecido, guardando en su memoria un minuto de silencio.
A propósito, nuestro buen amigo Pedro Granda nos recordó una faceta poco conocida del padre de los hermanos Hugo, Koki, Esteban y Ricardo a quienes supo inculcarles el amor por los caballos de carrera. Según nos indica, de joven también fue un gran futbolista e integró el equipo de fútbol del Juan Aurich de Chiclayo y fue una de las pocas personas que sobrevivió al accidente del equipo de regreso de la ciudad de Trujillo en el fatal accidente donde falleció casi todo el equipo de fútbol.
Esta desgracia también enlutó a mi familia, pues en esa pléyade de brillantes futbolistas figuró Oscar Corrales Guevara, esposo de mi prima hermana Rosa Esquerre. El “Negro”, así le decíamos, era un gran jugador. Fuerte y luchador, con una patada de “mula” y veloz como un “rayo”. Jugaba de puntero derecho y recuerdo que de pequeño lo iba a ver jugar, llevándole su maletín.

El fatal accidente ocurrió en julio de 1953 cuando se regresaba a Chiclayo después de haber jugado y ganado un partido amistoso con el equipo Sport Rambler, de Salaverry, en el Estadio Mansihe con el triunfo del Aurich por 3 goles a 1. El ómnibus en que viajaban fue volteado y arrastrado por más de treinta metros por un vagón que iba de Ascope a Chiclayo. En la oscuridad de la noche se escucharon gritos de todos los rincones del vehículo; la alegría del equipo se convirtió en gritos de muerte. Cuerpos yertos e inanimados yacían regados en la pista. Los quejidos, lamentos, gritos, llantos y pedidos de auxilio, no cesaban. Los menos afectados trataban de ayudar a los heridos. Otros yacían inertes entre los fierros retorcidos. Casi todo el equipo de Juan Aurich perdió la vida. De este accidente se salvó milagrosamente don Hugo Salem. 
El club Juan Aurich fue fundado el 3 de septiembre de 1922 en la Hacienda de Batangrande por un grupo de trabajadores que acordaron conformar un equipo de fútbol que representase a la hacienda, llamándolo Juan Aurich en honor al dueño de la hacienda Don Juan Aurich Pastor. En 1933, el club consiguió por primera vez el título de campeón de Chiclayo. 
En el año 1967, por ubicarse en el tercer lugar de la Copa Perú fue invitado a participar en el Campeonato Descentralizado y al año siguiente se consagró como subcampeón del fútbol peruano, clasificando a la Copa Libertadores de América y siendo el primer equipo provinciano del Perú en hacerlo. A nivel local, se mantuvo muchos años como animador del campeonato hasta su descenso en 1983. Entre 1988 y 1991, participó en los torneos regionales del norte sin lograr título alguno. 
A comienzos de noviembre del 2004, se presenta la oportunidad de renacer al desaparecido Club Juan Aurich de Chiclayo. Por aquellos días, el Club Social Deportivo Mariscal Nieto -equipo participante de la Primera División de Chiclayo- se encontraba a la deriva, sin dirigentes ni jugadores que ofrecieran hacerse cargo de la institución. Teniendo en cuenta que era la única oportunidad, es cuando el Señor Juan Merino acompañado de sus amigos más íntimos y familiares tomó la decisión de "adoptar" a este club y convertirlo en el nuevo Juan Aurich. 
El nuevo Juan Aurich, conocido como El Ciclón del Norte, logró su retorno a Primera División tras vencer 5:3 en penales al Sport Águila. Es por aquellos días que asume la presidencia el empresario Edwin Oviedo, quien le da el realce de Institución moderna al equipo. Contrataría como técnico a Franco Navarro quien en un partido extra con Atlético Minero -debido a la igualdad en puntos en la fase regular- logró salvar la categoría al imponerse por un marcador de 2-1 asegurando su presencia un año más en la profesional. En el Campeonato Descentralizado 2009, terminó tercero en el acumulado general, logrando clasificar a la Copa Libertadores 2010. En este torneo, venció al Estudiantes Tecos en la primera fase, logrando pasar a la llamada fase de grupos. La victoria por 1:2 del Juan Aurich fue la primera de un equipo peruano en suelo mexicano. 
Jugadores de la calidad de Julio Meléndez, Pedro Pablo “Perico” León, Rufino Bernales, Augusto Palacios, “Kanko” Rodríguez, Eladio Reyes, “Torito” Luces, el ecuatoriano Alberto Spencer, Juan Joya Cordero, Miguel Company, Víctor Calatayud, “Chito” La Torre se pusieron orgullosos la roja del Ciclón. 
Hoy lamentablemente el Juan Aurich está jugando en Segunda División Profesional. Llegará el día en que nuevamente lo veamos en Primera.

Noticias Relacionadas